La simplicidad estética como utopía.

El IDEORREALISMO

Fernando Tapia Dr Fernando Tapia Grijalva
Director del Instituto Nacional
de Antropología y de Historia (INAH)
12 de diciembre 2000

Intervención - Conferencia ideorrealista

Las propuestas que nos trajeron estos artistas franceses vienen, sin duda, a enriquecer el ambiente humanista en el campo de la plastica sonorense. Varias son las razones que nos inclinan a afiliarnos a tan refrescantes propuestas. Sólo señalaré algunas que son el resultado de reuniones previas con nuestros amigos Jacquier y Guillevic.

1 - Primero, no nos cuesta nada compatir la utopía de un mundo mejor.

2 - Esta propuesta original y valiente surge como mucho desde la marginación, en un intento para prestigiar mas los espacios regionales en su propio país.

3 - No pretenden enseñarnos absolutamente nada. Es decir, vienen a aprender de otras comunidades generosas.

4 - El manifiesto que promueven está abierto para que se le agregen nuevos comentarios fraternales.

5 - La sencillez como acción cotidiana del trabajo artístico es una característica fácilmente identificable en Jacquier y Guillevic, que debe ser una lección sobre todo para los que se promueven con arrogancia y para aquellos que han construido su prestigio sobre opiniones vanas y poco sinceras.

6 - Es necessario de establecer una red de comunicación directa y permanente con las comunidades mas apartadas del planeta.

7 - Enfín ellos despiertan el optimismo, la luminosidad y la alegría, gracias a lo que se menciona por el contemplador neófito como el objeto estético.

El Ideorrealismo como movimiento artístico, además de marcar el final de una era, ofrece una lectura diferente de la historia: es una nueva percepción del mundo.

Dr Fernando Tapia Grijalva
Dr Fernando Tapia Grijalva
Centro de las Artes
el 12 de diciembre del 2000